Divide y perderás

      11 comentarios en Divide y perderás

A lo largo de la historia de la humanidad, y como estrategia en las llamadas artes de la guerra, siempre se ha utilizado el lema “divide y vencerás”. Por lo visto, para derrotar a los adversarios es una estrategia excelente; debilitar las fuerzas enemigas dividiendo y si es posible enfrentando a miembros del mismo grupo.

Sabemos que el mundo de los negocios, de las empresas, lo caracteriza la competitividad feroz y en muchas ocasiones, desleal. Parece como si todo vale en pos de mantener posiciones en los mercados. Existe incluso el espionaje industrial y por ello muchas compañías invierten mucho dinero en evitarlo con estrictas normas de seguridad.

Puede que esta cultura de la competitividad, que muchos directivos viven y transmiten en el seno de las organizaciones, no sea la estrategia más adecuada para crear una misión compartida.

El equipo directivo, y en concreto los responsables de los departamentos de recursos humanos, es responsable de utilizar como herramienta de gestión corporativa, el lema “une y vencerás”.

Deben transformar las artes de la guerra, en las artes para la paz; sembrando de esta manera la semilla de la prevención de posibles conflictos.

Hoy día, está muy estudiado y demostrado, que el trabajo en equipo, la motivación de todos los trabajadores, el buen clima laboral, una buena remuneración del trabajo, son requisitos sine qua non para el buen funcionamiento de las empresas, y ello se consigue con la cultura del compromiso de todos los miembros de la empresa.

La cultura de “la unión”, de la colaboración interdepartamental, de la buena convivencia laboral; hace surgir en el seno de la empresa trabajadores, una proactividad colectiva.

¡Qué importante es el estilo de liderazgo de los directivos! ¿Es posible crear una cultura de empresa basada en, “unir en la diversidad”, con un estilo de dirección autoritario? Si el estilo de liderazgo afiliativo, democrático, es el que más y mejor genera una cultura de compromiso, de identificación colectiva con la misión de la empresa, ¿Por qué no es el más utilizado por los equipos directivos? ¿Acaso da miedo perder parcelas de poder, a que el personal manifieste sus quejas y críticas a la dirección?

Lamentablemente, son muchos los directivos, que en pos de la productividad y la rentabilidad empresarial, siguen utilizando unas obsoletas y contraproducentes herramientas de gestión corporativa. Habría que contabilizar y exponer a las juntas de administración las grandes pérdidas que ocasiona dividir al personal, enfrentarlo, enemistarlo, generando desconfianza entre todos los trabajadores, creando la cultura de la competitividad interna. Tanto dividen, que aumenta el absentismo en sus dos vertientes: presencial y de baja por enfermedad; se incrementa la conflictividad interpersonal e interdepartamental, generando un pésimo clima laboral que redunda en un mal servicio a los clientes y en productos de poca calidad.

Deberíamos hacer una pequeña reflexión y preguntarnos ¿No es más saludable y beneficioso para todos, compartir un proyecto común al servicio de la sociedad, uniéndonos en las dificultades de la vida laboral?

11 comentarios en “Divide y perderás

  1. Michel Henric-Coll

    La creencia en las virtudes de la competitividad / rivalidad entre empleados es una de las falacias del management.
    (http://www.fractalteams.com/ebook_falacias/falacias-management-sofismas-composicion.html)

    Se trata de un sofisma de composición, la ilusión de que lo es bueno a pequeñas dosis sería aún mejor si lo generalizamos.

    Si un empleado es competitivo en la empresa, puede generar emulación y servir de locomotora. Si los son unos cuantos empleados, también. Pero si la mayoría adoptan un comportamiento competitivo, se instala la rivalidad y el objetivo deja de ser mejorar la empresa sino superar al contrincante interno.

    Y para esto, resulta siempre más económico y fácil hacer zancadillas a los demás que esforzarse en ser el mejor.

    Dividiendo y oponiendo a los trabajadores, la empresa solo puede perder. Une, y vencerás.

    Michel Henric-Coll

    Contestar
  2. Sebastián Arana

    Muy buen post, muchisimas gracias Manuel por el aporte.
    La unión de la empresa es la única clave para vencer la batalla que se plantea alrededor de ésta. La unión interdepartamental fortalece, no solo internamente, sino que ayuda a demostrar que quienes lideran estan más interesados en su evolución que en pelear con la competencia.
    Atento a discrepar con tu idea de falta de competividad interna; pero ésta debe ser medida y sana con el fin de que no se fomenten malas relaciones.
    Nuevamente, muchisimas gracias por el aporte que brindas. Deja mucho para pensar.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *