Microsoft

      No hay comentarios en Microsoft
Microsoft
Por favor, califique este artículo.

Logo e Historia de Microsoft

RELATO DE BILL GATES

La historia de Microsoft realmente comienza un día del año 1975, cuando mi amigo Paul Allen y yo vimos un artículo en Popular Electronics donde se describía una nueva “computadora personal” llamada MITS Altair 8800. La Altair era muy diferente de las computadoras mainframe que utilizábamos en ese entonces. Era un kit de “hágalo usted mismo” para aficionados – lo que llegó por correo no era una computadora totalmente ensamblada, tan solo eran bolsas de partes y un montón de instrucciones fotocopiadas. Después de algunos días (o semanas) de soldar, terminamos con una computadora del tamaño de una caja de pan, con filas de switches y luces intermitentes.

No había mucho que ver, y era bastante imposible hacer algo útil con ella, pero de inmediato pensamos que Altair era el inicio de una revolución que cambiaría al mundo. El “cerebro” de la Altair – un microprocesador económico Intel 8080 – hizo posible una computadora verdaderamente a escala humana que podía caber en un escritorio. En esos días, cuando las computadoras por lo regular eran colocadas por los técnicos capacitados en cuartos con aire acondicionado y rodeados por cristales, lo que ya era un gran logro.

Para transformar ese logro en un adelanto, la Altair necesitaba software que pudiera desempeñar tareas de cómputo útiles. Eso nos encaminó a Paul y a mi, a formar nuestra propia compañía de software.

Sabíamos que los microprocesadores serían cada vez más potentes y más económicos, por lo que el costo de las computadoras bajaría. Nos imaginamos que podríamos hacerlas llegar a más gente, desde empresarios hasta estudiantes y usuarios en el hogar. Y concluimos que esto crearía una gran demanda de software. Creamos una pequeña sociedad denominada Micro-Soft, de esta forma podíamos formar parte de esta transformación.

Con el paso de los años, la PC ha crecido desde ser un juguete para aficionados hasta convertirse en una herramienta indispensable que sigue cambiando al mundo. Ha revolucionado la manera en que tratamos a la información, cómo nos comunicamos, cómo trabajamos, aprendemos y jugamos. Y la pequeña compañía con la que Paul y yo soñamos sentados en algún lugar cerca de nuestro dormitorio del colegio es ahora la compañía de software más grande del mundo, empleando a casi 40,000 personas en más de 50 países. Desde nuestras raíces en los lenguajes de programación y sistemas operativos, nos hemos aventurado en casi todo tipo de software que pudiesen imaginar, desde servidores de fuerza industrial hasta juegos.

Comenzamos con la visión de “una computadora en cada escritorio y en cada hogar”. Elaboramos un libro que relata la historia sobre cómo visualizamos esa visión, lo que muchos críticos vieron como nada más sino como una fantasía convertida en realidad. Cientos de los primeros empleados y de los actuales que trabajaban para Microsoft fueron entrevistados acerca de nuestros primeros 25 años – para hablar sobre el éxito y las fallas, los retos personales y profesionales y sus sueños para el futuro.

Esas historias, que podrían llenar hasta diez libros, describen cómo ha sido nuestro crecimiento desde un inicio lleno de tropiezos hasta ser líderes en la industria. Hablan acerca de los riesgos que hemos tenido, la intensa competencia que hemos tenido que enfrentar y los nuevos retos que nos hemos trazado. Explican el complejo proceso que nos llevó a convertir las buenas ideas en grandes productos. Revelan lo que estamos pensando acerca de cómo la tecnología puede mejorar a la sociedad y cambiar al mundo. Y, nos dan un panorama general sobre los principios y valores que fortalecen a nuestra compañía.

Pocas veces miramos hacia atrás y vemos lo que hemos logrado, pero ahora parece ser un buen momento de hacerlo. No solo es una divertida nostalgia, sino que es importante recordar de vez en cuando que nada es imposible. En 25 años, hemos logrado tantas cosas que las personas decían que era imposible, y hemos acabado con cada mito acerca de lo que una PC no puede hacer. A medida que crecía nuestra ambición en ese panorama, no teníamos idea de que nos convertiríamos en una compañía tan grande y de tal influencia, o de que controlaríamos una industria que jugaría un papel tan importante en la economía global.

Al ver lo que hemos logrado en 25 años, tengo la certeza de que tendremos cosas aún más impresionantes por recordar en nuestro 50 aniversario. Todos los días, estamos descubriendo nuevas formas de tecnología para aprovechar y enriquecer la vida de las personas. Realmente éste es tan solo es el comienzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *