Y después de las Redes Sociales, las Redes Sociales móviles

Según algunos bloggers muy influyentes, podemos observar en la actualidad el surgimiento de tres grupos que compiten en Informática Social. La competencia entre estos tres grupos ha sido llamada la “Guerra de Plataformas Sociales” (McClure, 2007). El primer grupo está liderado por Facebook, que recientemente abrió su API para permitir a los desarrolladores añadir nuevas características y contenido a Facebook. En el segundo grupo está Google Open Social, que pretende ofrecer la misma oportunidad que Facebook, pero a cualquier otra red social o desarrollador de aplicaciones, de manera abierta y compatible. Por último, en el tercer grupo está, por ejemplo, MySpace, con su plataforma abierta, que es claramente una respuesta a la API abierta de Facebook , que ha llevado a la creación de miles de aplicaciones de terceros en esta última plataforma.

Hay una tendencia similar en el ámbito móvil, donde la relación entre Internet y los operadores de telecomunicaciones es cada vez más abierta a medida que más aplicaciones y soluciones de terceros se implementan en sistemas móviles. Nokia ha dado un paso importante en este sentido haciendo su plataforma Symbian de código abierto, con el fin de hacerlo atractivo para los desarrolladores (Nokia, 2008). Las empresas de IT más grandes, como Google o Apple, son vistas como las principales impulsoras de la próxima generación de aplicaciones web móviles. Su impacto se espera va a afectar a todos los jugadores en el entorno móvil, conduciendo a los innovadores a construir nuevas aplicaciones para aprovechar las redes móviles e Internet, y ayudar a cambiar los hábitos de los consumidores cuando están en movimiento.
El aumento de “la economía gratuita (freeconomics)” es impulsada por las tecnologías subyacentes que potencian la Web (Anderson, 2008). Algunos ejemplos son el correo web gratuito, periódicos gratis, y dispositivos gratuitos de grabación de vídeo digital (DVR).

Blyk, el primer sistema de anuncios basados en redes de telefonía móvil, revela las posibilidades de crecimiento en la zona de anuncios en redes sociales móviles.

Como su misma campaña de promoción dice: “… Blyk es la red de telefonía móvil gratuita para jóvenes de 16 a 24 años. Blyk te conecta con marcas que te gustan y te regala mensajes y minutos cada mes. Blyk es ya un éxito en el Reino Unido y llega ahora a España. …”

Algunos casos de campañas en Blyk:

  • Caso rapero Dizzee Rascal: Récord de ventas de unidad a través del diálogo Blyk. El single llegó al número uno y los miembros Blyk representaban el 6% de las ventas
  • The Kooks: 1 de cada 10 de fanáticos de la música en Blyk fue a comprar el álbum.
  • Reclutamiento Grad: Invitan a los estudiantes a un evento de reclutamiento.13% de los beneficiarios asisten a los eventos.
  • L’Oreal: Dan a conocer los productos a través de competencias. El 70% participó, respondiendo al test de conocimiento.

Algunos hechos:

  • Las redes sociales móviles han surgido recientemente como un área clave de innovación, dado el crecimiento de las aplicaciones de software social y el crecimiento de los dispositivos móviles.
  • Hay tres veces más usuarios de teléfonos móviles que de Internet en todo el mundo (Resende, 2009).
  • El número de dispositivos que puede acceder a la red está creciendo rápidamente (consolas, Televisores, reproductores de DVD, MP3/MP4, cámaras digitales y dispositivos GPS).

    La competencia en este campo es feroz. La movilidad es una tendencia europea importante dada la fortaleza de Europa en tecnologías y dispositivos móviles. Muchas de las empresas de software social (YouTube, Flickr, MySpace) están trabajando para replicar su éxito en la categoría móvil, junto con la puesta en marcha de innovaciones para esa área.

    En cuanto a la adopción, la investigación muestra que la informática social móvil tiene una pequeña pero creciente cantidad de usuarios. Por el momento, sólo el 3% de los abonados móviles crean contenido en teléfonos móviles. En términos de actividades, los blogs móviles parece ser la actividad menos común, mientras que subir videos o fotos es por lejos la más popular, tanto en los EE.UU. como en Europa. Aunque el móvil no es un dispositivo predominantemente “orientado a la juventud”, los adolescentes (18-24 años) lideran su uso.

    Las innovaciones en teléfonos inteligentes, como el iPod de Apple o el iPhone parecen estar impulsando la adopción de la informática social móvil. Las estadísticas parecen sugerir que el uso de aplicaciones sociales por parte de los usuarios del iPhone, por ejemplo, parece ser mucho mayor que la de usuarios de otros teléfonos.

    El impulso para lo que pueda venir después de la Web 2.0 se construye sobre el desarrollo de la “computación en nube”, que puede permitir una “Web más revolucionaria”. Un reciente Informe de la Comisión Europea muestra que Europa está bien situada para aprovechar estos avances y que podría tomar la iniciativa en la próxima generación de Internet (Comisión Europea, 2008a).

    Hay un acuerdo generalizado de que:

    1. La Web 3.0 no será el futuro inmediato de la Web 2.0 y, en cambio, el futuro estará compuesto de muchos pequeños pasos evolutivos (véase la figura 6),
    2. después de la Web 2.0 habrá aún “más Web 2.0”,
    3. Web 2.0 y Web 3.0 se desarrollarán complementariamente, en lugar de competitivamente (Consorcio Europeo de Investigación en Informática y Matemáticas, 2008).

    Aunque la adopción de la conectividad presente y de banda ancha son factores cruciales en la evolución de la web, hay también caminos de innovación relacionados con la semántica en el medio de este escenario Web 3.0. De acuerdo con Gartner (Cearley et al., 2007), “durante los próximos 10 años, las Tecnologías basadas en Internet mejorarán la capacidad de integrar estructuras semánticas. Esto se producirá en múltiples pasos evolutivos … “

    La Computación en Nube, una metáfora de “Internet como proveedora de servicios”, es considerada por Gartner como una de las tecnologías más de punta que darán forma a el paisaje de la IT en los próximos cinco años (GartnerInc., 2008). Los jugadores importantes de la industria ya están invirtiendo en centros de datos de computación en nube y en infraestructura.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *