Peugeot

      No hay comentarios en Peugeot
Por favor, califique este artículo.

En 1810 Jean-Pierre y Jean-Frédéric Peugeot fundan una fábrica dedicada a la metalurgia.
El siglo XIX es un periodo de progreso: después del Siglo de las luces y de la Revolución Francesa sigue la Revolución Industrial. Ciudadanos sencillos se vuelven empresarios y contribuyen en la construcción de un nuevo mundo. Desde el acero laminado hasta la creación del automóvil, la aventura Peugeot es parte integrante de esta era de invención y de innovación.

Los hermanos Peugeot eran parte de una familia de molineros que vivía en la región de Montbeliard, en el departamento francés de Doubs. En 1810, estos jóvenes tuvieron la idea de transformar el molino en una fundición, y proveer acero laminado para hojas de sierras y resortes de relojes.

A principios del siglo XIX, se inventa en Inglaterra la máquina de vapor y el carro sin caballos, extraños vehículos movidos por inventivos motores. De esta época viene la noción de “caballos de potencia”, todavía utilizada hoy para calcular la potencia de los motores. Entre 1824 y 1882, las nuevas plantas Peugeot se construyeron gradualmente y la producción fue diversificándose: navajas, herramientas, molinos de pimienta, de café (1840), máquinas de coser (1867).

De molinos de Café a producción de coches
Hacia 1860, el motor a combustión interna aparece. Funciona con una mezcla de aire y de gas que explota alternativamente en las dos extremidades de un cilindro, por medio de un pistón que se mueve a dentro de éste. En 1882, las primeras bicicletas que utilizaban ruedas de tamaños diferentes (1.86m adelante, 0.40m atrás) aparecen. La fabricación de las bicicletas Peugeot despega rápidamente.

En la Exposición Universal de París en 1889, el triciclo “Serpollet – Peugeot” fue una gran atracción. A inicios del año siguiente, Peugeot adopta el motor de combustión interna y empieza a fabricar un cuadriciclo a gasolina con un motor Daimler.

El automóvil entra en servicio activo, pero la bicicleta sigue la forma dominante de transporte mecánico de la época. Peugeot es uno de los principales productores de estos aparatos a dos ruedas, y lo empieza a comunicar a través de eventos deportivos: en 1891, uno de los primeros cuadriciclos “Tipo 3” de Peugeot sigue la carrera ciclista entre París y Brest, cubriendo 2,100 Km en 139 horas.

En 1892, Peugeot produce 29 cuadriciclos “Tipo 3”. Un modelo único de cuadriciclo “Tipo 4” es construído para el Rey de Túnez, con ornamentos tradicionales arabescos tunicianos.

En 1894, “un concurso para carros sin caballos con propulsión mecánica” es organizado por un periodista del “Petit Journal”, periódico parisino. Dentro de los 21 participantes, Peugeot inscribe seis autos en el concurso. Peugeot y Panhard – Levassor comparten el primer lugar al fin del evento. También se lleva a cabo la primera carrera para automóviles de la historia, entre París y Ruán, ganado por un Peugeot Tipo 5.

El año siguiente, Peugeot se distingue otra vez ganando la carrera París – Burdeos – París, con su coche “L’Eclair” (literalmente “El relámpago”, por su tendencia a zigzaguear) que es el primero a utilizar llantas neumáticas para auto, provistas por los hermanos Michelin.

En 1896, Armand Peugeot establece su “Société des Automobiles Peugeot” en Audincourt. Este mismo año, el auto del Barón Zulien desaparece de su garaje, volviéndose el primer coche robado de la historia – ¡Un Peugeot! –

En 1897, Peugeot lanza su primer modelo impulsado por un motor propio de la marca, el Tipo 15. 1898: el Prefecto de París, el Señor LEPINE, introduce las primeras regulaciones en cuanto al trafico automotriz y establece una limitación de velocidad a 12 Km/hr.

Al entrar el Siglo XX, Peugeot es uno de los mayores constructores de automóviles: en 1899, el catálogo Peugeot incluye 15 modelos desde 2 hasta 12 asientos. En el 1900, 500 automóviles y 20,000 bicicletas son producidos.

Logos en la historia de Peugeot:

Año 1858:

Año 1925:

Año 1936:

Año 1960:

Año 1970:

Año 1980:

Año 2002:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *