Las oportunidades del E-commerce en los tiempos del Coronavirus

No tengo dudas que la pandemia mundial por el Coronavirus (COVID-19) será el acontecimiento que definirá el año 2020. Además, que tendrá implicaciones que durarán por lo menos toda la década. Aunque muchas de las implicaciones pueden resultar negativas para la mayoría de las personas, el e-commerce se enfrenta a una de las mayores oportunidades, en estos tiempos de Coronavirus, que ha tenido desde sus inicios. Veamos.

Las oportunidades del E-commerce en los tiempos del Coronavirus

Algunas de las situaciones que está cambiando rápidamente. Como la cantidad de personas que se consideran seguras para reunirse en un solo lugar ha disminuido a sólo unas pocas, lo que hace que muchos restaurantes, bares, cines y gimnasios, en muchas grandes ciudades, hayan cerrado.

Por otro lado, trabajadores administrativos, maestros y profesores de colegios e institutos, entre muchos otros, se enfrentan al nuevo reto de trabajar a distancia a tiempo completo. Y en muchos casos, las empresas están considerando la posibilidad de extender esta modalidad indefinidamente.

Pero hay algo que es realmente excepcional. Es que seguramente sea la primera vez que el turismo y la recreación estén fuertemente restringidos durante la primavera y el verano boreal. Esto hará que muchas familias piensen en hacer arreglos en sus patios, desempolven sus albercas inflables y muebles de jardín, y se preparen para vivir unas vacaciones un poco diferentes.

Una de las respuestas que se han hecho más evidentes, en este período de aislamiento e incertidumbre, es el enorme cambio que se produjo de la noche a la mañana en las conductas de compra. Desde la compra por cantidad a la compra en línea, la gente está cambiando lo que está comprando, cuándo y cómo.

A medida que más ciudades se cierran, se prohíbe a los comercios de productos y servicios no esenciales que abran. Además, por el mismo miedo al contagio, los clientes tienden a evitar los lugares públicos. Todo esto hace que las marcas tiendan a adaptarse y ser más flexibles para satisfacer las nuevas imposiciones y necesidades. Lo que, seguramente, generará oportunidades excepcionales para las diferentes formas de comercio electrónico (e-commerce).

Comprender cómo funcionan las compras en situaciones de pánico

Los seres humanos respondemos a las crisis de diferentes maneras. Cuando nos enfrentamos a una situación incierta y arriesgada sobre la que no tenemos control, tendemos a intentar todo lo que podemos para sentir que sí lo tenemos. Si en otro momento te tomabas el tiempo necesario para planear tu fin de semana, ahora decides que lo que quieres, lo quieres todo ya.  

Cuando se difundió la noticia del COVID-19 y la Organización Mundial de la Salud lo declaró oficialmente como una pandemia, la gente respondió almacenando. Haciendo compras de suministros médicos indispensables, como sanitizantes y máscarillas, y artículos de primera necesidad como papel higiénico y pan.

Luego, la propagación mundial del virus ha ido acompañada de mucha incertidumbre y a veces de información contradictoria. Cuando las personas escuchamos consejos diferentes de múltiples fuentes, tenemos un mayor instinto de prepararnos en exceso.

Además, tenemos lo que se denomina mentalidad de “rebaño”. Ver a otras personas llevando en exceso artículos de las estanterías, y luego ver la escasez de productos necesarios, valida la decisión de abastecerse. Después de todo, a nadie le gusta quedarse sin los recursos esenciales.

El impacto del Coronavirus en el Comercio Electrónico

Ya hace algunos años, ha resultado casi natural para muchos consumidores, iniciar una compra haciendo una investigación en línea, para luego finalizarla en una tienda física para tocar y sentir el producto.

Pero, esta nueva realidad que estamos viviendo, ha resultado determinante en cómo las personas han cambiado su comportamiento de compra a la modalidad online. Y tanto los números, como que las redes de distribución están saturadas, confirman la historia de que mucha gente está haciendo lo mismo.

Otro cambio que abre una nueva oportunidad, es que la gente se ha volcado a hacer pedidos en línea de nuevas categorías de productos que anteriormente han sido poco explotadas. Estas categorías incluyen a los comestibles, comidas preparadas y artículos genéricos que normalmente se comprarían en un supermercado.

Aunque, muchos de nosotros hemos sido «empujados» a ordenar nuestros comestibles en línea desde el brote de COVID-19. Podríamos encontrar que hemos adoptado nuevos hábitos como resultado de esta pandemia. Y los números generales muestran que el comercio electrónico está en alza con más gente comprando desde la comodidad de sus casas. Quizás, después de este encierro, sigamos prefiriendo la conveniencia de comprar en línea.

Las ventas en línea comenzaron a acelerarse

Excavando en las publicaciones en línea, puede confirmarse la tendencia de crecimiento del comercio electrónico a partir de mediados de marzo. En la mayoría de las industrias, las ventas comenzaron a aumentar lentamente semana a semana. Y lo que es más interesante, los números, en un poco menor medida, pero siguen creciendo a pesar de que algunos países comienzan a liberarse las restricciones.

Los minoristas de la moda tuvieron una pequeña caída en el momento en que el brote de virus puso a la mayor parte de Europa en aislamiento. Pero luego, han venido recuperándose en comparación con las cifras del año pasado. En otros lugares, la mayoría de las categorías (excepto los servicios de viajes y turismo) se han mantenido estables desde que comenzaron las medidas iniciales de cierre.

El siguiente gráfico muestra, según el continente, cómo las ventas comenzaron aumentar a mediados de marzo.

Tendencias de las repercusiones económicas de la pandemia COVID-19 en los minoristas en línea

Emarsys creó CCInsights.org para ayudar a las empresas aprovechando los datos sobre comercio electrónico y venta al por menor de más de 1.000 millones de consumidores y 2.500 marcas de todo el mundo. Ofrece una visión actualizada y las tendencias de las repercusiones económicas de la pandemia COVID-19 en los minoristas en línea. (Fuente: https://ccinsight.org/)

Cómo el COVID-19 está impulsando la transformación digital

Hemos visto a las empresas congelar las inversiones debido a la incertidumbre o a los impactos en la cadena de suministro. Y otras se han visto obligadas a cerrar sus principales canales de venta debido a las restricciones impuestas en algunos países.

Por otro lado, hay empresas que, debido a COVID-19, han puesto el comercio electrónico y la digitalización en el centro de su estrategia. Estas empresas están aumentando las inversiones y quieren moverse lo más rápido posible para monetizar esta tendencia y adelantarse a sus competidores.

Hay innumerables ejemplos de líderes empresariales que tenían a la plataforma electrónica entre sus objetivos pendientes. Pero que siempre pusieron el modelo de negocio físico en primer lugar, y la digitalización era un elemento periférico de su estrategia. Esto ha cambiado para muchos durante COVID-19 al ver el impacto en la sociedad, los negocios y sus vidas personales.

Y las perspectivas del Comercio Electrónico post pandemia

El comercio electrónico ciertamente no mantendrá sus actuales tasas de crecimiento, ya que estamos saliendo lentamente de las medidas de bloqueo. Pero la línea de base seguramente será más alta que antes de la pandemia. A la luz de las mejoras y servicios implementados durante COVID-19, que incluye, opciones de entrega más flexibles, asistencia en línea y mejor disponibilidad, el comercio electrónico ha logrado un gran avance en los últimos meses.

La duración del cierre y las restricciones esperadas durante los próximos meses también significan que estamos estableciendo nuevas rutinas, y algunas cosas se convertirán en la nueva normalidad.

¿Seguiremos comprando alimentos y comidas por Internet? No hay ninguna razón por la que debiéramos dejar de hacerlo. El tiempo lo dirá.

Aunque el comercio electrónico ya está experimentando tasas de crecimiento de dos dígitos en la mayoría de los países europeos, estoy seguro de que a finales de 2020 veremos algunas cifras de crecimiento inesperadas que podrían no haberse producido sin los empujones en nuestros propios cambios de comportamiento.

Así que, si su negocio se lo permite y todavía no está en línea, ahora es el mejor momento de hacer que esto suceda.

Conclusión: oportunidades del E-commerce en tiempos…

No sabemos cuánto pueden durar los efectos causados por esta pandemia, ni siquiera si se podría repetir algo similar en un futuro próximo. Pero este es un llamado de atención para las empresas, de todos los rubros, que han puesto demasiado énfasis en las necesidades operativas diarias a expensas de invertir en los negocios digitales y mantenerlos a largo plazo.

Ahora ya sabemos, que las empresas que pudieron adaptarse rápidamente con sus capacidades tecnológicas e inversiones a las plataformas digitales, son las que pudieron mitigar el impacto del brote actual y son las que seguramente mantendrán sus empresas funcionando, sin problemas, ahora y podrán aprovechar las oportunidades que les da el e-commerce en el futuro cercano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *