09. Curiosidades

Los colibríes, verdaderas joyas aladas

Pocas aves han llamado tanto la atención de los humanos como los pájaros mosca o colibríes. Con cerca de 450 formas, de los cuales 319 son especies bien diferenciables, los colibríes constituyen uno de los grupos de aves más homogéneos y de un mayor índice de especialización de todo el mundo -el colibrí es el único pájaro que puede volar hacia atrás-. Presentan un gran polimorfismo en cuanto a su apariencia externa, pudiendo resultar su colorido, forma y tamaño sumamente variados.

El más pequeño de ellos es el colibrí abeja cuyo cuerpo no sobrepasa el volumen de un abejorro. Este colibrí vive en Cuba y su longitud total, desde el borde de la cola a la punta de su largísimo pico no llega a 5 centímetros. Su corazón, sólo comparable con el de un canario, late hasta 1.000 veces por minuto. Sus huevos miden entre 8 y 10 milímetros y su nido es como un dedal.

El más grande de ellos, el colibrí gigante vive en Los Andes y llega a medir 20 centímetros -sólo su pico posee el mismo tamaño que el del más chico de los colibríes-.
El vuelo de estas aves, semejante por su perfección al de las mariposas nocturnas, consiste casi invariablemente en una sucesión ininterrumpida de aleteos de frecuencia extraordinariamente alta, que llega a 80 aleteos por segundo en las especies más pequeñas.

Su dieta, mixta, se compone tanto de alimento animal como vegetal, concretamente, artrópodos y secreciones de las flores. Sin duda alguna, los colibríes pueden ser considerados como los vertebrados que consumen mayor cantidad de alimento en relación a su propio volumen. Traduciendo las proteínas de los pequeños insectos que captura un colibrí por día en proteínas obtenidas por el hombre en forma de carne equivaldría a 130 kilos para un hombre adulto de peso medio en el mismo período de tiempo.
Los colibríes descansan en las ramas de árboles, apoyados sobre una sola pata y generalmente, después de bañarse, suelen dar, en pleno vuelo, una especie de aplauso batiendo ambas alas. El ruido producido por este aplauso se debe más, según parece, a un cambio de sentido en los aleteos que a un verdadero choque entre las puntas de las alas.

Comparte este artículo!

    Tema: 09. Curiosidades

    Etiquetas: ,

    2 comentarios para “Los colibríes, verdaderas joyas aladas”

    1. Saludos ante todo. <Ayer encontramos a un colibri que segun lo que he leido debe tener 1 semana de nacido. He estado alimentandolo con agua con azucar cada vez que el lo desea, y he leido que la ingesta de insectos es tambien importante para ellos. Estoy muy preocupada por el, ya que en mi pais venezuela no existen lugares donde llevarlos y quiero hacer un buen trabajo para que el sobreviva,quiero saber si ellos toman agua sola, si puedo darle miel, si puedo conseguile insectos y que tiempo debo esperar para liberarlo y que lugar seria el mas apropiado para liberarlo,
      les agradeceria toda la informacion que puedan darme
      muchas gracias

    2. María Teresa, no tenemos información para ayudarte en eso. Quizás otro de nuestros lectores pueda ayudarte.
      Saludos.
      Equipo de [email protected] Magazine.

    Su comentario: