Ética del vendedor

      3 comentarios en Ética del vendedor

Según la RAE,  ética (del lat. ethĭcus, y este del gr. ἠθικός) es aquello que es recto, que está conforme a la moral. Lo moral (del lat. morālis) es aquelllo relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia, que concierne al fuero interno o al respeto humano.

¿Siguen los vendedores un código de ética profesional establecido?

Me impactó la lectura de algunos artículos que hablaban sobre esto. Porque ponían incapié en temas tales como:

  • Es necesario establecer valores éticos porque para hacer su vida más satisfactoria, necesita un cierto grado de fé y confianza en usted mismo. (FÉ, CONFIANZA)
  • Para vender hay que ser digno de confianza. (DIGNIDAD)

Y esto me ha parecido aplicable a cualquier profesión. Estamos ávidos, creo yo, de tener una vida mejor, de seguir creciendo y encontrando nuevos desafíos profesionales. Pero no sin los valores ligados a la ética, el respecto por las personas, el bien general sobre el particular.

Para el vendedor en particular, para la venta, pareciera que la ética un tema un poco escabroso. Pero no lo es en verdad. La verdad es que se puede vender con ética, y al hacerlo, se vende a largo plazo, generando confianza del comprado hacia el vendedor, como profesional y como persona, generando confianza en la empresa, en la marca. La venta a largo plazo, a través del sostenimiento de nuestros valores profesionales, va más allá incluso, de la marca, y la empresa. Quizás cuando el vendedor se cambie de rubro, o de empresa, los clientes se vayan con él. ¿Puede suceder? ¿Por qué puede suceder?

Dave Khale, en su libro “Los seis sombreros del vendedor exitoso”, nombra los siguientes mandamientos del vendedor ético:

  1. No tergiverse nada intencionalmente.
  2. Siempre que pueda, aclare cualquier malentendido importante.
  3. Trabaje duro para su jefe. Su obligación con su jefe es trabajar el día completo y no sólo una parte del día.
  4. Si la ética está en riesgo, esté siempre dispuesto a incurrir en una pérdida inmediata en pro de una ganancia futura.
  5. Haga lo que dice que va a hacer. Nunca prometa más de lo que puede.
  6. Sea generoso.
  7. Reconozca a quienes le ayudan.
  8. Nunca se rinda.
  9. No hable mal de nadie. Cuando uno juzga negativamente a alguien, está realmente diciendo más de uno mismo que de esa otra persona. Hablar mal de competidor, del jefe, de la empresa, o de otro cliente, siempre lo hará quedar mal.

Les dejo aquí el acceso al libro para que puedan leerlo más en detalle. Y para que reflexionemos… porque todo esto ¡es aplicable a la vida misma!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *